La lengua fundamental en la higiene bucodental

A estas alturas todos tenemos clara la importancia que tiene mantener una correcta higiene dental. Sabemos que debemos cepillarnos los dientes tras la ingesta de cualquier alimento, vigilar el consumo de productos azucarados, acudir al dentista una vez al año a hacernos una limpieza dental, etc. Sin embargo, es bastante común prestarle poca atención a la limpieza de la lengua. Craso error porque:

 

Los residuos que quedan sobre la lengua son los responsables de hasta un 90% del mal olor de la cavidad oral.

 

Cómo limpiar la lengua:

1. Cepíllala suavemente desde atrás hacia delante, de forma que elimines las bacterias que hayan podido quedar sobre ella.

2. Y utiliza un enjuague bucal.

 

Anatomía de la lengua:

La lengua es el órgano que, a través de las glándulas salivales, nos permite identificar los sabores. Pero no sólo eso. También es la encargada de la salivación, la deglución y el lenguaje.

Detectando sabores:

Si observas que tu lengua no tiene el tono rosado habitual durante un tiempo o sientes molestias, consulta con tu dentista o higienista dental.