Cepillos de dientes eléctricos

Los cepillos de dientes eléctricos nos ayudan a limpiarnos mejor los dientes, porque eliminan más placa dental que los cepillos manuales.

¿Qué cepillo de dientes es mejor?

· Oscilante-rotacional: Estos cepillos de dientes tienen un cabezal pequeño y redondo que se desplaza de un lado a otro con un movimiento oscilante que facilita la eliminación de la placa.

Al utilizar un cepillo oscilante-rotacional, debemos mover el cabezal del cepillo de diente a diente con suavidad, dejando que realice la limpieza.

Los cepillos de dientes oscilantes-rotacionales más extendidos son los de Oral-B.

cepillos de dientes electricos oral-b instituto dental doctor carreño

· Sónico: Este tipo de cepillo de dientes utiliza un movimiento vibratorio de barrido lateral para eliminar la placa. El cabezal del cepillo se parece mucho al de un cepillo manual tradicional.

Al utilizar un cepillo sónico, tenemos que mover el cepillo de forma activa casi de la misma manera que un cepillo manual.

Los cepillos de dientes sónicos que más se han popoularizado son los que componen la gama Sonicare de Philips.

 

La principal diferencia entre los cepillos de dientes eléctricos oscilantes-rotacionales y sónicos radica en el número de movimientos por minuto y el tipo de movimiento que realizan. Los cepillos sónicos generan unas microburbujas que pasan entre los dientes para facilitar su limpieza.

Funciones especiales de los cepillos de dientes eléctricos:

Los cepillos de dientes eléctricos también se distinguen por las funciones adicionales que pueden llegar a ofrecer. Entre éstas, encontramos:

· Modos de cepillado: Por ejemplo, limpieza para encías sensibles o blanqueamiento dental.

· Temporizador: El tiempo de cepillado mínimo recomendado son dos minutos. La mayoría de personas que se cepillan los dientes con un cepillo manual, lo hacen durante menos de un minuto. Para facilitar una higiene dental de calidad, cada vez más cepillos de dientes eléctricos incorporan temporizadores que avisan cuando se alcanza el objetivo de los dos minutos.

· Sensor de presión: Algunos cepillos cuentan con este tipo de sensor que alertan si se está ejerciendo demasiada presión sobre los dientes, para que no se dañen las encías ni el esmalte las piezas dentales.

¿Quieres que te ayudemos con la elección de tu nuevo cepillo de dientes? ¡Consúltanos!